Buscar

sábado, 4 de enero de 2014

Memoria/Málaga


Francisco Pimentel en La Voz de Ronda 4/1/14
Empieza este año con un acontecimiento importante para la memoria histórica: La inauguración del monumento a las víctimas del franquismo de Málaga. Es una pirámide de 12 metros que en su interior guardará los pequeños féretros con los restos de los asesinados por el fascismo, recubierta de mármol blanco con sus nombres. Hay documentos que indican que aquí se fusilaron 4.471 hombres y mujeres desde 1937 hasta 1952 por ser republicanos.

Entre 2006 y 2009 se recuperaron 2.840 cadáveres en la exhumación más grande de Europa. La Universidad de Málaga tomó muestras de ADN para cruzarlas con las de parientes. Las familias podrán reclamarlos cuando se conozcan sus identidades. Se estima que en los cuarenta años de dictadura fueron asesinadas y tiradas en fosas comunes y zanjas casi 200.000 personas y unos 30.000 bebés fueron robados. Ninguna investigación oficial ha prosperado porque los tribunales se amparan en la ley de amnistía de 1977 que dicen impide juzgar los crímenes de aquel período. Además el actual gobierno eliminó la oficina que coordinaba las exhumaciones y los fondos para contribuir a las pruebas de ADN. Se sabe que en España existen todavía más de 2.500 fosas comunes sin exhumar.

Este monumento-cripta es parte de la reparación que debemos a nuestros mártires republicanos, verdaderos héroes legendarios que aunque alumbraron al mundo con su valentía y generosidad, el fascismo los ha vilipendiado durante 40 años y esta democracia-transicional va camino de intentar relegarlos a otros 40 años de olvido y desidia. Son muchas las personas que han sido influenciadas por tantos años de dictadura y han terminado creyendo las mentiras que difundía la propaganda franquista, muy repetidas durante tantos años y por eso cuesta tanto desmontarlas. Una de las más lacerantes es que los dirigentes políticos de izquierda abandonaron la gente a su suerte.

Entre tantos dirigentes políticos víctimas del terrorismo fascista que fueron fusilados en las tapias del cementerio de San Rafael está Juan López de Gamarra que nació en Málaga el 09.12.1886 y fué fusilado el 14.03.1937 junto con otros 28 malagueños, el mismo día y a la misma hora en que mi abuelo Francisco Pimentel López, del comité socialista de Ronda era fusilado en Ronda junto con otros 44 rondeños.

Juan López de Gamarra era Practicante (ATS) y protésico dental. Fue enfermero en el Hospital Noble. En 1930 se traslada a vivir a Antequera con su esposa y sus dos hijas trabajando en el Hospital San Juan de Dios. También tenía un laboratorio de prótesis dentales. Afiliado a la Agrupación Socialista de Antequera es elegido Secretario del Comité. Fue también secretario particular del alcalde socialista Antonio García Prieto. Al producirse la rebelión fascista forma parte del Batallón Pablo Iglesias. Estuvo en el hospital de sangre de Málaga donde también trabajan su esposa y su hija mayor, afiliada a las JSU, como enfermeras. El 07.02.1937 sus hijas son evacuadas, una con el personal del hospital y la otra con la colonia escolar por la carretera de Almería y llegan a Valencia por separado. Juan es detenido y fusilado el 14.03.1937 junto a 28 malagueños en los muros del cementerio de San Rafael. Su esposa Rafaela pudo recuperar su cadáver y darle sepultura en el mismo cementerio. Sus hijas no pudieron regresar a Málaga hasta dos años más tarde. No sabían nada de la ejecución de su padre. En la actualidad al cierre del cementerio de San Rafael sus restos fueron trasladados por su hija menor al nuevo cementerio de Parcemasa.

El próximo Sábado día 11 de Enero del 2014 con motivo de la inauguración del monumento a los fusilados en Málaga vendrán familiares de Juan López de Gamarra desde Barcelona y propongo dos citas:
-1ª/ En la puerta de Parcemasa a las 10:00 para acompañar a María José Barreiro López de Gamarra y hacer un pequeño homenaje a su abuelo.
-2ª/ En la puerta de San Rafael a las 12:00 para el homenaje a los fusilados en Málaga.

Por suerte y por el cambio de los tiempos ahora tenemos la ONU de parte de los pueblos de España y el plazo de un año dado al gobierno para dejar sin efecto la ley de amnistía e investigar las desapariciones forzadas cometidas durante el franquismo ya empezó el día 15 del pasado mes de Noviembre. Hoy quedan 315 días.

Francisco Pimentel
Asociación Memoria Histórica de Ronda
asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es